Esto que ves SOY YO, ni más ni menos. Un pedazo de SER, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un pedazo de dulzura. Esto que ves, soy yo. Una mujer a veces niña, a veces espacio, a veces infinito, a veces pasión, a veces libertad. Es todo lo que tengo, todo lo que soy; no es mucho pero es TODO. ¡Bienvenidos!

Deber / Querer

Es increíble lo que me causa ver lo que vi, es increíble poder describir lo que sentí, lo BIEN que me sentí. Potencialmente conmovedor, así lo definiría yo en resumidas palabras. Quizás a mi me afecte de esa manera porque tengo una niña interior que está llena de sueños, y todo el tiempo me idealizo, me proyecto en el futuro y cómo me gustaría ser, de cómo quiero ser y cómo quiero triunfar en la vida. Esto me llena de esperanzas y de la frase interior  "si se puede", pero a su vez, mientras lo miraba en frente mío y parecía tenerlo todo, observo  hacia atrás, y se desmorona todo en un segundo, ver como no estoy siguiendo mis sueños, ver como no puedo, y eso es lo peor…no poder. No quiero ser pesimista, solo quiero ser realista. Es así, la realidad en la que vivo no me permite hacer lo que quiero. Quiero ser ESO y lo quiero con todo mi ser y no quiero que nada se interponga  en mi camino, pero no, es prácticamente imposible.
     Tal vez porque no halla escuelas así, ni profesores que te enseñen a soñar, ni tampoco un espíritu de compañerismo y amor hacia el prójimo incondicionalmente, esto es muy típico de películas…pero que lindo que seria que se aplique a la realidad, no?  Vivir luchando por tus sueños, venciendo todos los obstáculos y convertirlos en algo tangible de una vez por todas, y que no sean solo ilusiones vagas de una mente llena de aspiraciones “absurdas” como algunos llamarían. Pero aun así, tengo la fuerte convicción de que las cosas se logran a partir del QUERER. Cuando uno realmente quiere algo, lo logra y lucha contra viento y marea para alcanzarlo. Siempre existe un conflicto en nuestro interior y de algún modo la mayoría de las veces es un conflicto entre lo que uno debe hacer y lo que uno quiere hacer. En realidad es fácil resolver este dilema: “lo que uno debe hacer es lo que uno quiere hacer”. Pero no, yo me refiero a un conflicto personal, donde esté  involucrado nuestro ser. Un conflicto en el que uno pueda descifrar QUE es lo que falta para salir de él, es justamente eso: SALIR. La solución consiste en que no exista un limitante, como es el deber.
            La vida está hecha de cambios, de sucesos que nos ocurren, de momentos inesperados, en fin...CAMBIOS, eso lo resume todo. Un simple hecho, una simple mirada, un gesto, una sonrisa, algo, por lo más pequeño que sea nos cambia, nos transforma y nos va convirtiendo en los seres que somos hoy en día. Algunos dicen que la gente no cambia. Yo no creo que sea así. La gente, claro que puede cambiar! solo que no está en poder, sino en querer, como dije antes. Querer cambiar es posiblemente la decisión más difícil pero, cuando se logra, es un paso más a la evolución del alma. La mayoría de la gente le teme al cambio, yo no, quizás den miedo al principio, pero siempre por algo pasan las cosas, no me gusta renunciar a todo y ser un ser mediocre y conformista, hay que ser ambiciosos en la medida correcta. Es así, todo tiene un porqué y un mensaje en esta vida; si lo buscamos, lo encontramos.