Esto que ves SOY YO, ni más ni menos. Un pedazo de SER, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un pedazo de dulzura. Esto que ves, soy yo. Una mujer a veces niña, a veces espacio, a veces infinito, a veces pasión, a veces libertad. Es todo lo que tengo, todo lo que soy; no es mucho pero es TODO. ¡Bienvenidos!

Soberano

Soy mi propia religión, mi soberano, yo me enseño
Pretendo ser real y todavía soy un sueño
Soy mi propio enemigo y me importa la derrota
Tu mirada se me nota es mi cáscara y mi ropa.

Yo soy aún no soy mío y aunque quiera ser mi dueño
Envejezco y me hago grande y todavía no me tengo

Soy mi dolor, soy mi condena
Soy el veneno de mis venas
Soy mi remedio, soy mi cura,
la enfermedad es mi cordura


Tengo duras las pupilas, tengo c
orta la mirada
Y si en el fondo hay algo bueno, lo imagino, no lo veo
Tengo celos, tengo envidia, tengo bronca y me lastimo
No piensen que soy humilde, yo solo me subestimo.

Y aunque me parezca a todos y me confunda con la gente
Soy como nadie, soy diferente,
Soy mi maestro, mi referente.


Soy, lo que siento, lo que me pasa,
ese es mi templo, esa es mi casa
Soy, como nadie, soy diferente
Yo soy mi dios, mi referente.


Soy legal, clandestino, un cordero y un asesino
Munición sin escopeta,
un caballo salvaje en una carreta.

Soy leal, soy celoso, tengo códigos, como un mafioso
Los dementes me acompañan, mis amigos no me extrañan
Soy temerario, perseguido, mal pensado, retorcido
Estoy enfermo de humanidad, bebiendo luz de la oscuridad


Como aun no soy consciente necesito de la gente
Por dentro soy vulnerable, por fuera auto suficiente
Soy la fuerza del vapor, una mezcla de agua y fuego,
yo soy semilla de sol, un enviado del cielo.


Me desvela descubrir el corazón tras tanto velo
Soy luz intermitente, soy pájaro que aún no vuelo


Soy, lo que siento, lo que me pasa,
ese es mi templo, esa es mi casa
Soy, como nadie, soy diferente, yo soy mi Dios.


Ahí en esa podredumbre, esta la fuerza de la flor
Ahí donde la vida duele, curan los ojos del amor
Ahí cambias la suerte, por el impulso de crear
Ahí reconocernos es suficiente, es empezar a cambiar.


Ahí en esa podredumbre, se encuentra el compost de mi flor
Ahí donde la vida duele, se abren los ojos del amor
Ahí en el pozo de la desidia, terminan ganas de crear
Ahí reconocernos es suficiente, es empezar a cambiarnos.

Soy, lo que siento, lo que me pasa,
ese es mi templo, esa es mi casa
Soy, como nadie, soy diferente, yo soy mi dios.
Es empezar a cambiarnos...

Alguien me dijo

¿Estoy loco o soy ciego?
alguien me dijo que me he salido de mi mente 

alguien me dijo de una chica que me gusta Me enamoré y todo lo que hice fue llorar
Ohhhhhh
alguien me abrazo he terminado con este juego
dije que lo siento pero yo no soy culpable
que vergüenza

trate de romper este dolor solo
Alguien me dijo que estoy simplemente loco
Ohhhhhh
Me rompió el corazón cuando me di cuenta
que nunca podría estar contigo

Ohhhhhh
Alguien me ama, pero no hoy ¿Me mostrarías? muéstrame un camino, cómo amar
Ohhhhhh
alguien me dijo de una chica que me gusta
Me enamoré y todo lo que hice fue llorar


Nada más acertado que lo resaltado, siento que no puedo (o nose) AMAR. ¿Realmente ame a alguien alguna vez?  ¿Qué es el amor? ¿Una utopía? ¿Es eso que te muestran en las peliculas? ¿Cómo conocerlo? ¿Cómo darte cuenta que estas "enamorada"? me siento hipócrita cada vez que digo "te amo" a un hombre...lo he dicho y tengo que replantearme si es realmente verdad..creo que yo estoy enamorada de la idea del amor y nada que se le asemeje parecera aquella primera idea. ¿Será, que en realidad, el amor no es todo color de rosa? ¿Que no es todo risa alegría y felicidad? ¿LLeva esfuerzos o sacrificios estar en pareja? A mi entender no debería ser asi... ¿será que no encontre el hombre adecuado? ¿O será que inconcientemente yo le pongo barreras y frenos al corazón? que cosa rara, nada me conforma, o mejor dicho nada me llama mucho la atención, me aburro mucho.¿Pretendo mucho y estoy loca? ¿O soy ciega que no veo que más que eso no existe? Me molesta mucho tener estos pensamienos. Parece ser que lo encuentro, pero falta algo. Y siempre sale alguien lastimado. ¿Seré inmadura con respecto a los sentimientos? ¿Se lo que quiero? esa es otra bueno pregunta...se lo que No quiero, pero no estoy segura de poder responder esa pregunta. Es para charlar con un psicólogo. ¿Será por mi edad? quizas sea algo muy simple y yo me enrosco en vano.
Esperaré sola como una flor en la nieve,
Sola con mi sombra siguiéndome afuera en el frío,
Donde paso por los árboles buscando por mi amor.

Hombres necios

 

Arguye de inconsecuentes el gusto y la censura de los hombres que en las mujeres acusan lo que causan Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia,
y luego con gravedad
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Queréis con presunción necia
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Tais,
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que falta de consejo,
él mismo empaña el espejo
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión ninguna gana,
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que con desigual nivel
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata ofende
y la que es fácil enfada?

Mas entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos enhorabuena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada,
la que cae de rogada
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?

Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar
y después con más razón
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.