Esto que ves SOY YO, ni más ni menos. Un pedazo de SER, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un pedazo de dulzura. Esto que ves, soy yo. Una mujer a veces niña, a veces espacio, a veces infinito, a veces pasión, a veces libertad. Es todo lo que tengo, todo lo que soy; no es mucho pero es TODO. ¡Bienvenidos!


Quiero ser en tu vida algo más que un instante,
algo más que una sombra y algo más que un afán.
Quiero ser, en ti misma, una huella imborrable
Y un recuerdo constante y una sola verdad.

Fuck!!!

Wanna know the fucking truth? Nobody is fucking happy. Nobody has skin made from oil paint and sunlight. Nobody fucking understands this world. Fuck, nobody probably understands math as much as they claim. You’re here one day and the next you’re not. God? Religion? I’ve learned a lot more about the world by eating acid and swallowing pills. Tell me what your church has done for you? Tell me if you have holes in your mouth from speaking lies? Wanna know the fucking truth? Pity is just another word for pathetic. Drink beer and watch the sunrise from every rooftop. Take photographs naked. Take photographs kissing. Take photographs having sex. Stop making everything about sexuality. Wanna know the fucking truth? Nobody really gives a damn if you lost your virginity at fourteen or if you were the president in high school. Wanna know the fucking truth? There is no such thing as the right person. People leave. They change like ocean currents, they leave you with bruises in your calves. And you wanna know the fucking truth? You get better. You learn to love. You find God in between the cracks of a wall when you’re puking your limbs out. You wanna know the fucking truth? Go find it.

Ser emocional

Siempre fui emocional, desde chica. Tenía esa capacidad de conectarme más fácilmente con las emociones que el resto. Podía “ponerme en los zapatos” de los demás y entender lo que sucedía. Aunque a veces me decían que no tenía que ser tan débil o emocional para todo.
Aunque muchos no lo crean te hace sentir más conectado con las experiencias que vivís, incluso más que aquellos que se dicen ser fuertes y “no emocionales”. Estás más vivo, permite que tu piel experimente cada sensación y que tu corazón conozca cada latido.

Ser emocional no es malo, no te hace ser débil, ni tampoco cursi. Ser emocional te hace vivir más. Haces todas las cosas de manera más apasionada, viviendo cada momento al máximo sin dejar de observar cada detalle que se presente.
De eso se trata vivir, ¿o no? Si no vivís para conectarte con las experiencias, sin sonreír, sin llorar, sin amar, ¿para qué vivimos entonces?