Esto que ves SOY YO, ni más ni menos. Un pedazo de SER, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un pedazo de dulzura. Esto que ves, soy yo. Una mujer a veces niña, a veces espacio, a veces infinito, a veces pasión, a veces libertad. Es todo lo que tengo, todo lo que soy; no es mucho pero es TODO. ¡Bienvenidos!

Síndrome de los Veintitantos

Le llaman la “crisis del cuarto de vida”. Te empiezas a dar cuenta que tu círculo de amigos es más pequeño que hace unos años. Te das cuenta de que cada vez es más difícil ver a tus amigos y coordinar horarios por diferentes cuestiones: trabajo, estudios, pareja, etc. Y cada vez disfrutas más de ese trago que sirve como excusa para charlar un rato. Las multitudes ya no son “tan divertidas”, hasta a veces te incomodan o te aburren. Extrañas la comodidad de la escuela, de los grupos, de socializar con la misma gente de forma constante. Pero te empiezas a dar cuenta que mientras algunos eran verdaderos amigos otros no eran tan especiales después de todo. Te das cuenta de que algunas personas son egoístas y que, a lo mejor, esos amigos que creías cercanos no son exactamente las mejores personas que has conocido y que la gente con la que has perdido contacto resultan ser de los más importantes amigos para ti. Ríes con más ganas, pero lloras con menos lágrimas, y con más dolor. Te rompen el corazón y te preguntas como esa persona que amaste tanto te pudo hacer tanto mal. O quizás te acuestes por las noches y te preguntes por qué no puedes conocer a alguien lo suficientemente­­ interesante como para querer conocerlo mejor. Pareciera como si todos los que conoces ya llevaran años de novios y algunos empiezan a casarse y tener hijos. Quizás tú también amas realmente a alguien, pero simplemente no estás seguro si te sientes preparado para comprometerte por el resto de tu vida. Los ligues y las citas de una noche te empiezan a parecer baratos, y emborracharse y actuar como un idiota empieza a aparecerte verdaderamente estúpido. Salir tres veces por fin de semana resulta agotador y significa mucho dinero para tu pequeño sueldo. Tratas día a día de empezar a entenderte a ti mismo, sobre lo que quieres y lo que no. Tus opiniones se vuelven más fuertes. A veces te sientes genial e invencible, y otras solo, con miedo y confundido. De repente tratas de aferrarte al pasado, pero te das cuenta de que el pasado cada vez se aleja más y que no hay otra opción que seguir avanzando. Te preocupas por el futuro, préstamos, dinero y por hacer una vida para ti. Lo que puede que no te des cuenta es que muchos de los que estamos leyendo esto nos identificamos con ello. Todos nosotros tenemos 'veintitantos' y nos gustaría volver a los 15-16 algunas veces. Parece ser un lugar inestable, un camino en tránsito y todo un lío en la cabeza, pero TODOS dicen que es la mejor época de nuestras vidas y no tenemos que desaprovecharla­­ por culpa de nuestros miedos. Dicen que estos tiempos son los cimientos de nuestro futuro. Parece que fue ayer que teníamos 16. ¡¿Entonces mañana tendremos 30?! ¡¿Así de rápido?! 
Hagamos valer nuestro tiempo, cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida.

Alain de Jour-


Quiero ser en tu vida algo más que un instante,
algo más que una sombra y algo más que un afán.
Quiero ser, en ti misma, una huella imborrable
Y un recuerdo constante y una sola verdad.

Fuck!!!

Wanna know the fucking truth? Nobody is fucking happy. Nobody has skin made from oil paint and sunlight. Nobody fucking understands this world. Fuck, nobody probably understands math as much as they claim. You’re here one day and the next you’re not. God? Religion? I’ve learned a lot more about the world by eating acid and swallowing pills. Tell me what your church has done for you? Tell me if you have holes in your mouth from speaking lies? Wanna know the fucking truth? Pity is just another word for pathetic. Drink beer and watch the sunrise from every rooftop. Take photographs naked. Take photographs kissing. Take photographs having sex. Stop making everything about sexuality. Wanna know the fucking truth? Nobody really gives a damn if you lost your virginity at fourteen or if you were the president in high school. Wanna know the fucking truth? There is no such thing as the right person. People leave. They change like ocean currents, they leave you with bruises in your calves. And you wanna know the fucking truth? You get better. You learn to love. You find God in between the cracks of a wall when you’re puking your limbs out. You wanna know the fucking truth? Go find it.

Ser emocional

Siempre fui emocional, desde chica. Tenía esa capacidad de conectarme más fácilmente con las emociones que el resto. Podía “ponerme en los zapatos” de los demás y entender lo que sucedía. Aunque a veces me decían que no tenía que ser tan débil o emocional para todo.
Aunque muchos no lo crean te hace sentir más conectado con las experiencias que vivís, incluso más que aquellos que se dicen ser fuertes y “no emocionales”. Estás más vivo, permite que tu piel experimente cada sensación y que tu corazón conozca cada latido.

Ser emocional no es malo, no te hace ser débil, ni tampoco cursi. Ser emocional te hace vivir más. Haces todas las cosas de manera más apasionada, viviendo cada momento al máximo sin dejar de observar cada detalle que se presente.
De eso se trata vivir, ¿o no? Si no vivís para conectarte con las experiencias, sin sonreír, sin llorar, sin amar, ¿para qué vivimos entonces?

Soltar, dejar ir...


No hay pérdida que no implique una ganacia, un crecimiento personal, porque lo que sigue después de haber llorado cada pérdida, después de haber elaborado el duelo de cada ausencia, después de habernos animado a soltar, es el encuentro con uno mismo, enriquecido por aquello que hoy ya no tengo, pero que pasó por mi y también por la experiencia vivida en el proceso. Me dirás...es horrible pensar que la muerte de un ser querido significa una ganancia para mi, yo entiendo, podría dejar afuera la pérdida de un ser querido, podría ponerla en el casillero de las excepciones, pero no creo que lo sean. En tal caso, la muerte de un ser querido es un hecho inevitable en nuestras vidas, y el crecimiento que de ello deviene, también. Pero estamos entrenados a pensar que no debemos sufrir, Hemos sido educados por nustros amorosos padres poara convencernos que sufrir es algo dañoso, que sufrir nos puede destruir, que el dolor...que el dolor puede aniquilarnos.
Pero el dolor es tan saludable en nustras vidas como lo es la tristeza. El dolor es tan constructivo como puede ser cualquier alerta de que algo se ha desacomodado. Es importante no transformar el dolor en sufrimiento.
El dolor es el paso por un lugar no deseado, el sufrimiento es armar una carpa y quedarse a vivir en ese lugar indeseable. El duelo... el duelo es el pasaporte que nos saca del sufrimiento, y que permite que el dolor pase...

JORGE BUCAY

Reflexión sobre el amor


Para construir una relación íntima, no alcanza con el amor, hace falta además la atracción y la confianza, hace falta además del amor que yo sienta que hay algo en ti que me atrae, que me fascina, que me gusta, que me mueve, que me lleva a pensarte. Hace falta, que confíe en ti.
La confianza en una relación implica tal grado de confianza en el otro que yo no contemplo la posibilidad de mentirte.
Habrá que darse cuenta que el amor, la atracción, la confianza son cosas que suceden o no suceden y cuando no suceden la relación puede ser buena, pero no será íntima y si no es íntima, no será transcendente. Puedo hacer cosas para impedirme a mí mismo amarte pero no puedo hacerlo por decisión, no puedo confiar por decisión, no puedo sentirme atraído por decisión, ni por gratitud ni por historia, es algo simplemente que sucede o no sucede, algo que permanece o ha dejado de pasar y de nada sirve querer permanecer en el tiempo con lo que ya no está y de nada sirve creer que el sacrificio puede hacer que dure más allá de su tiempo, si me sacrifico me mutilo, si cancelo mi vida por ti podré conseguir tu lástima, tu desprecio, tu consideración, quizás tu gratitud, pero jamás podré conseguir que me quieras, porque eso, eso, ni siquiera depende de ti, de hacer de nuestras vidas algo que valga la pena vivir. Me parece que a veces olvidamos lo que quiere decir esa frase, repetimos todo el tiempo "vale la pena esto, no vale la pena aquello" no nos damos cuenta de que estamos hablando de valer la pena, vale penar por aquellas cosas que amamos, vale penar por aquellas cosas que nos importan, vale penar por aquellas relaciones que generan encuentros comprometidos y transcienden en el tiempo.

QUE

Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno sólo tiene que buscarlo y dárselo.
Que nadie establece normas, salvo la vida.
Que la vida sin ciertas normas pierde forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no está prohibido amar.
Que también se puede odiar.
Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí hiere mucho.
Que las heridas se cierran.
Que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.
Que definirse no es remar contra la corriente.
Que no cuánto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja.
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.
Que negar palabras implica abrir distancias.
Que encontrarse es muy hermoso.
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida.
Que la vida parte del sexo.
Que el porqué de los niños tiene un porqué.
Que querer saber de alguien no sólo es curiosidad.
Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana.
Que nunca está de más agradecer.
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo.
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar.
Que para dar debemos recibir antes.
Que para que nos den también hay que saber cómo pedir.
Que saber pedir no es regalarse.
Que regalarse es, en definitiva no quererse.
Que para que nos quieran debemos demostrar quienes somos.
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo.
Que ayudar es poder alentar y apoyar.
Que adular no es ayudar.
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.
Que las cosas cara a cara son honestas.
Que nadie es honesto porque no roba
Que el que roba no es ladrón por placer
Que cuándo no hay placer en hacer las cosas, no se está viviendo.
Que para sentir la vida, no hay que olvidarse que existe la muerte.
Que se puede estar muerto en vida.
Que se siente con el cuerpo y la mente.
Que con los oídos se escucha.
Que cuesta ser sensible y no herirse.
Que herirse no es desangrarse.
Que para no ser heridos, levantamos muros.
Que quién siembra muros, no recoge nada.
Que casi todos somos albañiles de muros.
Que sería mucho mejor construir puentes
Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve.
Que volver no implica retroceder.
Que retroceder puede ser también avanzar.
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol.
Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?

MARIO BENEDETTI

Buscate una amante


Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.
Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.
Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro: "Depresión" y la infaltable receta del antidepresivo de turno. Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE. Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!. Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más. A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición:
Amante es: "Lo que nos apasiona". Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido. A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby... En fin, es "alguien" o "algo" que nos pone de "novio con la vida" y nos aparta del triste destino de durar.
Y que es durar? - Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia.
Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.
Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, se vos también un amante y un protagonista... de la vida
Pensá que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.
Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante...
La sicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental:
"Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida".
JORGE BUCAY

Emocionante historia

https://www.facebook.com/jerry.carmona.5/videos/1007476365941018/?pnref=story

Cuando me vuelva a enamorar

Cuando me vuelva a enamorar, quiero reír sin parar; quiero volver a ser una niña; quiero confiar sin pensar que me van a fallar.
Quiero sentir que soy yo a la que más quiere; quiero sentir que vuelo y que no hay nadie mejor; quiero descubrir el porqué de las cosas; quiero bailar sin parar y que él sea mi pareja favorita; quiero estar segura de quién soy y quién es; quiero que no haya nada mejor que nuestro pequeño o grande tiempo juntos; quiero ser la mujer de sus ojos y que él sea el hombre de los míos; quiero aprovechar el tiempo que no estuvimos juntos.

Quiero lograr ver en él lo que nunca antes vi en nadie más; quiero cantar como loca canciones de amor; quiero conocer una nueva cara del amor; quiero tener los mejores detalles; quiero darle mi corazón completo y no solo trozos de él; quiero recordar cada día por qué estaré a su lado; quiero que exista el tiempo juntos y el espacio; quiero que viva cada día como si fuera el ultimo; quiero agradecer cada detalle; quiero que sea porque lo gano a base de hechos y no de palabras; quiero que se convierta en un gran amigo.

Quiero que se note la ilusión; quiero que tenga la confianza de decir lo que pasa en todo momento; quiero que sea yo la excepción de su vida; quiero que vea en mí una amiga, un apoyo y una guía; quiero guardar en mi los mejores recuerdos; quiero que no seamos dependientes el uno del otro; quiero sonreír todo el día; quiero que cambie mi mundo en un instante; quiero que se note el amor en ambos; quiero diversión para los dos.

Quiero que apoye mis sueños; quiero que se sienta orgulloso de la persona que soy y seré; quiero que baste estar juntos para tener un buen momento; quiero comprenderlo y quiero que me comprenda; quiero que todo sentimiento sea reciproco; quiero que me abrace con fuerza y me sienta protegida; quiero que mis ojos brillen cada que lo vea; quiero que no importe el pasado y sólo se viva el presente; quiero estar consciente de que todo puede pasar; quiero que no le aburra lo simple; quiero que acepte mis fallas; quiero sentir que es real.


Cuando me vuelva e enamorar, simplemente quiero volver a sentir.

MITADES

Clase media...medio rica, medio culta entre lo que cree ser y lo que es, media una distancia medio grande. 
Desde el medio, mira medio mal a los negritos, a los ricos, a los sabios, a los locos, a los pobres. Si escucha un Hitler medio le gusta y si escucha un Che medio también.
En el medio de la nada medio duda, como todo le atrae (a medias) analiza hasta la mitad todos los hechos y (medio confundida) sale a la calle con media cacerola, entonces medio llega a importar a los que mandan (medio en las sombras) a veces, sólo a veces, se da cuenta (medio tarde) de que la usaron de peón en un ajedrez que no comprende y que nunca la convierte en reina.
Así, medió rabiosa se lamenta (a medias) de ser el medio del que comen otros a quienes no alcanza a entender ni medio.

Mario Benedetti

Haz que no parezca amor

Haz que no parezca amor.

Que es lo que se lleva ahora.

Duelen tantas tripas en nombre de la libertad.

Tú dices libre y yo digo cobarde.

Cobarde todo aquel que no es capaz de comprometerse con el instante.

Cobarde todo aquel que no esté presente cuando el otro está desnudo y vulnerable.

Cobarde todo aquel que puso un límite desde el principio.

Yo es que no quiero nada serio.

Como si no fuera lo suficientemente serio estar dentro físicamente de otro ser humano.

Yo es que no creo en las etiquetas.

Como si ponerle nombre a las cosas fuera algo malo.

Yo es que busco pasar el rato.

Como si la vida fuera para siempre.

Hay algo tan neurótico en nuestra manera actual de relacionarnos.

Tan irrespetuoso con la vida.

Tan impaciente.

Y queremos más: más picante, más gorda, más grandes, más altos, más guapas, más fuertes, más delgadas.

Nos aburrimos porque no nos soportamos a nosotros mismos.

Porque no queremos que nadie nos conozca.

Porque es más sencillo empezar de nuevo cada dos años vendiendo nuestra mejor cara.

Porque es mucho más sencillo follar que limpiar lo follado.

Porque tenemos miedo a que en el fondo seamos un auténtico fraude.

A que cuando el otro arañe un poco vea que no hay nada.

Nada serio.

Y aquí seguimos rascando, cambiando cromos repetidos, poniéndonos ropa interior cara para que otros se limpien los pies al entrar.

Haciendo del amor una servidumbre de paso.

¿No sientes a veces que tú vales más que todo eso que haces?

Que tú eres un jodido milagro.

Con tus ojos que todavía pueden ver.

Con tu pies moviéndose para llevarte al lugar que quieras.

Con tu boca capaz de dar las gracias.

Con tu piel ocupando una plaza en el mundo.

¿No sientes a veces que tú te mereces más que lo poco que te hacen?

Dos besos mal pegados.

Tres minutos entre las piernas.

Cinco embestidas.

Y un WhatsApp: No me agobies.

Lo más triste es que esta sociedad nuestra ha conseguido invertir los papeles.

Ahora si dices que sientes algo, estás loco.

Es muy pronto.

Muy arriesgado.

Poco inteligente.

Dime tú, cómo lo haces para no sentir algo cuando lo haces.

¿Cómo se finge la vida?

Cómo se hace para que nunca parezca amor.

Y que simplemente parezca un accidente.