Esto que ves SOY YO, ni más ni menos. Un pedazo de SER, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un pedazo de dulzura. Esto que ves, soy yo. Una mujer a veces niña, a veces espacio, a veces infinito, a veces pasión, a veces libertad. Es todo lo que tengo, todo lo que soy; no es mucho pero es TODO. ¡Bienvenidos!

Madness.

A continuación voy a transcribir unos párrafos de un libro que leí (Ortodoxia: el hombre eterno) es un libro que me dió mi rector de la secundaria para que lo lea, jamas se lo devolví. El autor es Chesterton...autor muy religioso..creo que mi rector me lo dio para que crea un poquitito más, porque yo tenía mis dudas y se las planteaba a él..Es muy largo y por momentos se hace tedioso, pero esta parte, que habla de la locura, es genial:

"Es cierto que algunos hablan de la locura con soltura y simpatía, como si se tratara de algo amable y atrayente. Pero un minuto de reflexión basta para demostrarnos que si hallamos belleza en la enfermedad, generalmente es en la enfermedad de otro. Las rarezas sólo sorprenden a la gente normal, las rarezas no sorprenden a la gente rara. Por esa razón, la gente "normal" se sabe divertir y la gente rara, siempre se lamenta del aburrimiento de la vida.
El cuento de hadas (que permanece) relata lo que hará un hombre cuerdo en un mundo loco, y la novela realista de hoy relata lo que un hombre escencialmente loco puede hacer en un mundo cuerdo.
Hay que destruir un grande y difundido error...por todas partes se ha difundido la idea de que la imaginación (especialmente la imaginación mística), es peligrosa para el equilibrio mental del hombre. Los hechos y la historia desmienten tal interpretación:
_La imaginación no provoca la locura. Para ser exacto, lo que fomenta la locura es la razón.
Los poetas no enloquecen, los jugadores de ajedrez sí, al igual que los matemáticos. El peligro de la locura reside en la lógica. La poesía es cuerda, porque flota sin esfuerzo en un mar infinito; la razón pretende cruzar el mar infinito y hacerlo así finito, el resultado es la exterminación mental.
Aceptarlo todo es un ejercicio, ENTENDERLO todo, es un esfuerzo. Lo único que desea el poeta es exaltación y expansión, un mundo para explayarse.
El poeta solo pretende entrar su cabeza en el cielo. El lógico es el que pretende hacer entrar el cielo en su cabeza, y es su cabeza la que revienta.
Es exclusivamente la gran agilidad intelectual lo que peligra desequilibrarse. Siempre es peligroso para la mente penetrar la mente.
¿Por qué decimos "loco como un sombrerero"? Porque debe tomar las medidas de la cabeza humana.
Y si, los grandes razonadores con frecuencia son maniáticos, es igualmente exacto que los maniáticos son grandes razonadores.
Si algunos actos humanos pudieran ser irreflexivamente llamados "sin motivo", esos serían los insignificantes actos del hombre cuerdo; que silba al caminar, que roza el césped con el paraguas, etc. Es el hombre contento el que hace las cosas inútiles.El hombre enfermo no es bastante fuerte para ser un ocioso. 
Esas acciones sin causa y descuidadas son precisamente las que un loco no podría comprender nunca, porque el loco tiene demasiado en cuenta las causas de todo. Si por un instante el loco se volviera descuidado, se volvería cuerdo.
EL LOCO NO ES EL HOMBRE QUE HA PERDIDO LA RAZÓN, LOCO ES EL HOMBRE QUE HA PERDIDO TODO, MENOS LA RAZÓN."