Esto que ves SOY YO, ni más ni menos. Un pedazo de SER, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un pedazo de dulzura. Esto que ves, soy yo. Una mujer a veces niña, a veces espacio, a veces infinito, a veces pasión, a veces libertad. Es todo lo que tengo, todo lo que soy; no es mucho pero es TODO. ¡Bienvenidos!

Es tiempo

Tiempo de revolver los doce meses anteriores, de darse cuenta cómo cambia todo en un año, como quien era alguien importante se convierte en un extraño, como alguien que era un desconocido puede ser tan especial ahora.
Tiempo de echar de menos, de darse cuenta que nada es igual.
Tiempo de aceptar que las cosas no son como planeamos, pero quizás porque no somos la misma persona que las planeó. 
Tiempo de luces, de brillos, en la calle, en las sombras, en una mesa, en unos ojos que brillan. Luz al fin y al cabo.
Tiempo de radiar. Tiempo de dar las gracias. 
Tiempo de nuevos propósitos. No de dejar de fumar, apuntarse al gimnasio, perder 4 kilos, correr un maratón, cambiar de trabajo, preparar las oposiciones, ahorrar o aprender un idioma. Todos sabemos que durarán tan sólo unos días en el calendario. Es tiempo de otros propósitos. Proponte quererte. Sonreír más. Enamorarte. Leer. Viajar. Perdonar y pedir perdón. Escuchar. Divertirte. Soñar. Mimarte. Llamar a esa persona. Enviar ese mensaje. Escribir ese correo. Reír. Bailar. Agradecer. Aprender. Sorprender. Hacer que las cosas pasen. 
Es tiempo de proponerse ser la mejor versión de uno mismo. De ser feliz. 
Y el tiempo es simplemente, siempre, pero sobretodo... Ahora!